“Arcanos”, un libro que late entre las manos

Pido de antemano disculpas por la truculencia Arcanos, de Inma Chaconde la imagen, pero la imaginación es inocente. Intentando arrancar unas palabras a mi sobrecogimiento después de una primera lectura de Arcanos, pensé que el día en que la autora esté tumbada sobre la mesa de autopsias, el forense se llevará una sorpresa mayúscula al hallar este poemario donde debiera estar el corazón.

Arcanos (Libros del aire, 2012), late entre las manos del lector desde el primer verso hasta el último. Es más, me atrevería a decir que lo hace desde el concienzudo prólogo de Miguel Veyrat (o limen, como él mismo lo denomina), que contiene perlas como esta: “[la poesía es] la única vía al conocimiento que puede abordar la claridad sin dañar la transparencia”. Realiza, además, un símil bello y útil, por cuanto ayuda a la comprensión del libro (misión que debería cumplir cualquier prólogo para ser): Arcanos es un puente entre el mundo de los vivos y el de los muertos.

Tumbas coronadas

(La muerte)

Ahora que cuento mis muertos en plural

y beso el vacío de sus tumbas coronadas

                     ·

la razón me pide que los nombre

uno por uno

para devolverles el tiempo

y las caricias.

Leyendo Arcanos uno se sustrae de la creencia, impuesta por la tradición judeo-cristiana, de que nuestros muertos están “ahí arriba”, observándonos como ángeles en prácticas (o becarios), e ingresa casi sin sentirlo en la idea de raigambre. Nuestros muertos son nuestras raíces, no nubes que vuelan a años del suelo.

¡Ah, la muerte acurrucada!

Semilla que germina

junto a la sombra inmune

del ciprés,

multiplicada

a golpes de sorpresa.

Fragmento de “La muerte acurrucada”

Dice Miguel Veyrat en el prólogo que la autora “ha decidido abordar todo lo secreto que los romanos nombraban con la palabra Arcanum“. Es curioso, porque uno al recorrer sus páginas se topa de bruces, de entrada, con los dos grandes secretos de este mundo pequeño y ciego que habitamos los occidentales libres: el miedo a la muerte y a la empatía, que desemboca en la indiferencia al sufrimiento ajeno. Inma Chacón coge estos secretos y los acuna en su regazo, les habla con cariño, con respeto, con amor de madre: como una madre no muestra miedo; es comprensiva y comprensible, amante y amable. Se moja, se mete en el fango hasta las cejas para rescatar una flor del fondo y la ondea como un triunfo. Leyendo Arcanos uno se pregunta si es ético encontrar belleza en la miseria, pero lo más importante no es la pregunta, sino la respuesta, que llega tan sólo unos versos más tarde.

El eco

(nueve de espadas)

¿Por qué el eco

no será más que eco

                     ·

y el consuelo

una buena intención

necesaria e inútil?

Mucho más tendría que saber yo para teorizar sobre la ética de la estética. Y sobre todo, ¿qué conseguiría? ¿Arrojaría luz sobre la esencia de Arcanos? Mirad qué fácil lo hace la poetisa. Si el eco no es más que eco y el consuelo una buena intención necesaria e inútil, y el libro es un canto a la verdad, a los que buscan la verdad, como así reza la cita introductoria, ¿dónde está la poesía? La poesía está en la voz que genera el eco. Aquél que obvie la voz y se conforme con el eco, disfrutará la belleza con que se muestra la humanidad descarnada, ignorando el grito de la autora que nos invita a compartir el dolor de los otros, que son los nuestros.

Los cerros de Caracas

(La torre)

Se abrieron

las entrañas de la tierra

y me miraron a los ojos.

                     ·

Allí se cerraban las puertas del cielo

y las hogueras

encendían el aire.

                     ·

Allí los niños jugaban a ser niños

como si la vida no se hubiese detenido

                     ·

como si pudieran encontrar en aquel cerro

la infancia

que todavía les debían

                     ·

las nubes de algodón

las carteras del colegio

                     ·

los brazos maternales

que les había negado la miseria.

*

Vi escaleras

que no subían ni bajaban

                     ·

techos que no soportaban el sol

ni los inviernos

                     ·

barro

polvo

prisas por huir

                     ·

ratas

                     ·

ojos brillantes

abiertos, negros,

capaces de no pestañear

ante la muerte.

*

Vi la luna

escondiendo la vergüenza por salir

entre tanto desatino

                     ·

entre la abundancia de un valle

reservado al privilegio

de los que nunca miran

a los otros

                     ·

y la escasez del que necesita un espejo

en el que proyectar las esperanzas.

*

Allí vi el dolor:

se transparentaba.

                     ·

Un dolor que se incrusta en la memoria

                     ·

y una voz

                     ·

un quejido

atrapado en cien mil bocas

                     ·

reclamando escapatorias.

¿Late o no late?

Reseña de Miguel Ángel Carmona del Barco

Director del CELARD

La presentación de Arcanos en Badajoz

Inma Chacón estará en Badajoz el sábado 14 de septiembre presentando “Arcanos”. Será en el MEIAC (Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo), a las 20:00h, en un acto organizado por el CELARD. Con la generosidad que la caracteriza, entregará posteriormente el premio al ganador del Certamen de Relatos en Cadena del CELARD, en el que también colaboraron la Editora Regional de Extremadura y la Cadena SER. Más información sobre el evento aquí.

Inma Chacón

Inma Chacón es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y profesora de Documentación en la Universidad Rey Juan Carlos. Ha sido decana de la facultad de Comunicación y Humanidades en la Universidad Europea. Fundó y dirigió la revista digital Binaria: Revista de Comunicación, Cultura y Tecnología.

Ha publicado tres libros de poesía: Alas (2006), Urdimbres (2007) y Antología de la herida (2011). Su obra literaria abarca también la novela: La princesa india (Alfaguara) fue su primera  incursión en el mundo de la narrativa seguido por Las filipinianas (Alfaguara). Publicó en la editorial La Galera su primer libro destinado al público juvenil, Nick. Inma ha sido galardonada como finalista del Premio Planeta 2011 con su cuarta novela: Tiempo de Arena.

Dossier de prensa

Anuncios
Etiquetado , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: