Archivos Mensuales: mayo 2014

Volvemos en julio

libro-playa1

A lo largo del mes de junio recapitularemos y prepararemos todo para que a partir de julio podáis hacer las inscripciones en los talleres de iniciación y narrativa. Aquellos que estéis interesados en cursar alguno, podéis ir cumplimentando este formulario. Así, cuando regresemos de vacaciones, nos pondremos en contacto con vosotros para detallar el procedimiento a seguir para formalizar la inscripción.

Desde el CELARD, os deseamos que viváis felices historias veraniegas, y os animamos a escribirlas para que este tiempo de espera no sea un tiempo perdido.

A modo de balance

_DSC9619

El pasado día 15 de mayo celebramos el acto de clausura del curso 2013-14 del CELARD, el primero de muchos. Fue en el salón de actos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación y la Información, la misma que nos abrió las puertas para que estableciéramos en ella nuestra sede y también la que, junto a la Biblioteca de Extremadura, ha puesto sus aulas a nuestra disposición para acoger nuestros talleres.

En abril del pasado año, un puñado de alumnos potenciales, atraídos por los talleres literarios exprés que habíamos celebrado en la Biblioteca Pública Bartolomé J. Gallardo para dar a conocer nuestras actividades, unidos a varios amigos, familiares y curiosos, nos veían arrancar en ese mismo salón de actos a mi compañero Agustín Lozano de la Cruz, que después dirigiera sus pasos hacia un proyecto personal y mágico, como es la Librería Tusitala, y a mí mismo. Nos arropaban en esa mesa Rosa Lencero, Inma Chacón, Jesús Sánchez Adalid, Eloy Martos, Beatriz Osés, y otros escritores o expertos en literatura que desinteresadamente daban su bendición al CELARD en los prolegómenos a su viaje.

Tras un año de duro trabajo, eran en su mayoría alumnos de los diversos talleres que el CELARD ha impartido durante este curso: tres grupos de Iniciación a la Escritura Creativa y uno de Narrativa, veintiséis alumnos en total los que, junto a sus familiares y amigos, llenaban el enorme salón de actos de la facultad. Venían acompañados porque estaban orgullosos del camino recorrido y porque, a modo de evidencia de lo conseguido, muchos de ellos habían logrado publicar uno de sus relatos en Escritores de cajón: 1ª Antología de Narrativa Breve del CELARD.

Yo compartía mesa en esta ocasión con Agustín Vivas, decano de la facultad y amigo del CELARD, y con Ana Gragera, periodista y conductora del programa El Sol Sale por el Oeste, de Canal Extremadura Radio. Con ella y con Antonio León, también presente en el acto, he compartido maravillosos momentos que sólo la radio es capaz de albergar: he descubierto la importancia de la comunicación espontánea, de cuidar la sonrisa y la energía.

De la mano de estos geniales comunicadores, todos los allí presentes celebramos la fiesta de la escritura, leímos cuentos y charlamos sobre ellos y reconocimos el trabajo bien hecho de unos alumnos que no pretendían tal reconocimiento y que quizás, sólo por ello, lo merecían más que nadie.

_DSC9654

Al finalizar, recogí deseos de todos los presentes de que nuestra labor se consolide y se expanda. Algunos, visiblemente emocionados, trataban de transmitirme la fuerza necesaria para continuar, como si de repente todos hubiéramos comprendido que en realidad eran gigantes y no molinos y que, por lo tanto, pueden ser abatidos.

Hoy estamos más cerca de crear esa conciencia de comunidad que podría, con suerte y esfuerzo, dar paso a otra conciencia: la de generación. Escribir en Badajoz está dejando de ser un secreto, y si seguimos por este camino puede que dentro de unos años no sea tan extraño sentarse en una terraza y escuchar hablar, a un grupo cercano, sobre literatura y escritura. Puede que, incluso, los egos que asolan el mundo del arte mengüen ante la evidencia de que la admiración por el otro es la base del crecimiento personal: como lo es en el amor o en la amistad, así es también en el arte.

Me tranquiliza haber comprobado que, detrás de la mayoría de los alumnos y alumnas que han pasado por el CELARD a lo largo de este curso, hay personas corrientes, honestas, humildes, cargadas de razón, experimentadas de la vida (aun jóvenes), que constituyen una primera hornada de lujo, no ya sólo por la calidad de sus textos, sino también (y más aún) por su condición humana.

Miguel Ángel Carmona del Barco

Director del CELARD

Etiquetado , , ,