Microrrelatos radiados: los regalos y la educación

Por si aún no sabéis cómo funciona nuestro taller literario radiofónico, prestad atención:

Cada semana elegiremos un motivo a partir del cual los participantes deberán escribir un microrrelato. Un buen motivo literario debe ser lo suficientemente específico para arrastrar a la imaginación y alentarla, espolearla, y a la vez lo suficientemente abierto como para ser enfocado desde un punto vista original por cada escritor.

Esta semana, vamos a tomar como motivo de escritura:

La educación

Foto: Chema Madoz

Escucha aquí el podcast del programa

 

La educación es un motivo muy amplio, porque abarca multitud de combinaciones posibles entre personajes de distinta índole, puede tener lugar en muy diversos escenarios y, además, se presta especialmente bien a la carga de un significado profundo, dándole al microrrelato una carga argumental que le sienta bien, por cuanto necesita ser contundente dentro de su brevedad.

Contextos de aprendizaje (desde el conservatorio hasta la prisión); relaciones entre alumnos-maestros-discípulos-hijos-padres; escenarios propios de la educación reglada o extraordinarios; consecuencias de la educación o de su carencia. Todos ellos son puntos de partida válidos y productivos para encarar la escritura.

Examen final, de Miguel Ángel Carmona

El alumno cuyos apellidos rimaban con un inagotable repertorio de sinónimos de gordo sudaba como en clase de gimnasia, solo que esta vez nadie se burlaba. Él los miraba de hito en hito y repasaba el orden por el que los llamaría a la pizarra. El profesor, desde su silla, contemplaba todo con los ojos muy abiertos, demasiado abiertos, sin que nadie se atreviera a cerrárselos.

Educación especial, de Javier Crespo

Como sombras disipadas por un nuevo amanecer abandonan el sótano que apenas ilumina un pequeño quinqué. Las tres amigas dibujan ojeras en el rostro después de una noche más de estudio. Guardan con esmero los libros, los lápices, las libretas. Se dan un fuerte abrazo y se despiden hasta la noche. Las sirenas anuncian el fin del toque de queda y salen a las calles aún desiertas caminando tan deprisa como les permiten sus burkas.

Construye tu historia en un máximo de 100 palabras, sin incluir el título. Después, envíanoslo a través de este formulario:

botón formulario

¡Te esperamos en el taller literario de El Sol!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: