Archivo de la categoría: El CELARD

Así fue la I Edición del Club de Lectura Viva

MINIATURA CLV

Cinco meses han bastado para convertir esta iniciativa en algo conocido por muchos de los escritores de este país. Badajoz y su Club de Lectura Viva, aunque tienen aún mucho camino por recorrer, ya son conocidos y considerados como un destino interesante para autores y editoriales. Como podrán comprobar en el libro, nuestro mayor activo son nuestros lectores y nuestras librerías.

Los escritores se marchan de Badajoz contentos: en primer lugar, de haber sido leídos —y bien leídos, como dice Eloy Tizón—; en segundo, de haber podido presentar su obra ante un auditorio concurrido gracias al compromiso de nuestros lectores, a nuestra exigente labor de selección de textos, a los acogedores espacios que nos ceden nuestros libreros y, cómo no, al apoyo inestimable de la Concejalía de Cultura y del Ayuntamiento de Badajoz.

A ellos, los protagonistas, les damos voz en este minireportaje que resume un año de trabajo y satisfacciones, y que esperamos que sea el primero de muchos.

Anuncios

Comienza el taller de Narrativa

Mañana martes dará comienzo la tercera edición del Taller de Narrativa del CELARD.

Durante los siete próximos meses libro-clave-cerradura-abiertoharemos un viaje por las distintas fases del proceso creativo, de dentro hacia fuera, desde la idea y el entorno en que se genera, hasta la puesta en marcha de un proyecto narrativo.

En total, veinticuatro sesiones en las que someteremos a debate las premisas de los principales manuales de creación literaria, leeremos y comentaremos una selección de autores contemporáneos y, sobre todo, escribiremos con el único objetivo de aprender disfrutando.

Os mantendremos informados.

Vuelve el taller literario de El Sol

El CELARD regresa a las ondas de Canal Extremadura Radio con otra edición de su taller literario radiofónico. Será la tercera temporada de esta sección que, semanalmente, se emitirá como parte del programa El Sol Sale por el Oeste, el magazine matinal de cadena.

Su principal diferencia será el que contaremos con algunos de los participantes, en antena, para comentar los textos y para recibir las críticas, siempre constructivas, de sus compañeros, dando un paso definitivo hacia la estructura tradicional de taller de escritura.

Cada semana elegiremos un motivo a partir del cual los participantes deberán escribir un microrrelato. Un buen motivo literario debe ser lo suficientemente específico para arrastrar a la imaginación y alentarla, espolearla, y a la vez lo suficientemente abierto como para ser enfocado desde un punto vista original por cada escritor.

Por eso vamos a empezar con uno que, por lo que tiene de actualidad pero, a la vez, por la implicación ética que conlleva siempre de quien lo trata, puede ser un buen ejemplo para afianzar el concepto:

El extranjero

maleta-chema-madoz

Escucha aquí el podcast del programa

(a partir del minuto 27:30)

De manera que empezamos esta temporada con una propuesta que, esperamos, sirva para que sepáis que es lo que os pedimos: el extranjero es el motivo, el cabo del que tirar, y tendréis absoluta libertad de enfoque.

El extranjero, el diferente, el yo y los otros, están en infinidad de situaciones: la soledad entre la multitud, el sonido de una lengua que no conocemos, está en el color rojo que sobresale de una paleta de grises, en cachorro de pastor alemán que el dueño de una tienda de animales guarda junto a una camada de dobermans.

Crea la tuya y construye una historia en un máximo de 100 palabras, sin incluir el título. Después, envíanoslo a través de este formulario:

botón formulario

¡Te esperamos en el taller literario de El Sol!

¿Por qué una escuela de escritores en Badajoz?

Imagen

¿Por qué una escuela de escritores en Badajoz?

La escritura es, de todas las artes, la más íntima, la más privada. La música, el teatro y el cine se representan y disfrutan en colectividad; incluso la pintura y la escultura dan lugar a la generación de obras colectivas, al estilo de los talleres de los grandes maestros renacentistas (mientras escribo esto, mi mujer y mi hijo pintan un mural con pies y manos en el salón de mi casa) y, si no, es innegable que un misma obra plástica puede ser disfrutada de manera simultánea por varios espectadores.

Sin embargo, la escritura y por extensión, la literatura, se han afianzado en la modernidad como actos individuales, asociados a la intimidad, aunque sean llevados a cabo en lugares públicos como el metro, la plaza o la terraza de un café. Nosotros no tenemos como objetivo atentar contra esta privacidad, que nos sedujo hace muchos años y a la que le debemos algunos de los mejores momentos de nuestra vida; es la individualidad la que no favorece al escritor, como no favorece a ningún profesional o aprendiz de un oficio el desarrollar su tarea aislado de sus iguales, sin compartir con ellos el camino, las mieles y las hieles de tan apasionante aventura, el viaje al fin y al cabo, que nos lleva a escribirnos.

La conciencia de colectividad ha dado como fruto, quizás no las mejores obras, pero sí los mejores artistas. Evocad los rostros de felicidad de esos escritores del 27 en los retratos de la época, de los surrealistas o modernistas. Sus grupos de trabajo, pues de ahí es de donde surgen esas generaciones activas y autodenominadas, fueron el caldo de cultivo para obras, tendencias, publicaciones, colaboraciones y funcionaban, en muchos casos, como talleres.

El CELARD ha sido creado para albergar ese espacio de encuentro, de trabajo, de colaboración, de aprendizaje recíproco, de análisis crítico, no sólo de textos, sino también de esta realidad. El arte, recordando al escritor uruguayo Eduardo Galeano, debe ayudar a mirar, y un taller literario es un lugar donde entrenar esa mirada y compartirla.

Etiquetado ,